Calisson du Roy René 475 g caja rectangular

23,51 €
Impuestos incluidos Entrega: 2 a 7 dias

El Calisson es una especialidad de la region mediteranea de Francia, en concreto de Aix en Provence, a base de masa de almendras y melon.

Esta receta nace del siglo XII, y se extende en Europa y el mundo a partir del siglo XV.

Cuenta la leyenda que, a la ocasion de la boda entre el Rey René de Ajou y Juana de Laval, el maestro confitero ofrecio a la reina este dulce, y que enseguida se desmayo de felicidad al probarlos.

Cantidad

  • Paga con Tarjeta o transferencia bancaria. Paga con Tarjeta o transferencia bancaria.
  • Portes gratis en Madrid Portes gratis en Madrid

Una caja rectangular de carton con 36 calissons tradicionales.

Ingredientes:

Melón confitado (Melon, jarabe de glocosa y fructosa, azucar), Almendras 29%, azucar, yema de huevo, fruta confitada (piel de naranja y limon, jarabe de fructosa y glucosa, azucar) jarabe de azucar invertido, pan sin levadura (fecula de patata, aceite de girasol), aromas naturales.

Puede tener trazas de frutos secos.

Valores Nutricionales para 100 g

Energia: 1867 kj/445 kcal

Grasa: 18 g

     De las cuales saturadas: 1.6

Hidratos de carbono: 62 g

      De lo cuales azucares: 54 g

Fibra: 3.5 g

Proteina: 7 g

Sal 0.03 g

Añadir a la cesta

3 otros productos de la misma categoría:

Calisson du Roy René 235 g

15,90 €

El Calisson es una especialidad de la region mediteranea de Francia, en concreto de Aix en Provence, a base de masa de almendras y melon.

Esta receta nace del siglo XII, y se extende en Europa y el mundo a partir del siglo XV.

Cuenta la leyenda que, a la ocasion de la boda entre el Rey René de Ajou y Juana de Laval, el maestro confitero ofrecio a la reina este dulce, y que enseguida se desmayo de felicidad al probarlos.

Calisson du Roy René 475 g

27,90 €

El Calisson es una especialidad de la region mediteranea de Francia, en concreto de Aix en Provence, a base de masa de almendras y melon.

Esta receta nace del siglo XII, y se extende en Europa y el mundo a partir del siglo XV.

Cuenta la leyenda que, a la ocasion de la boda entre el Rey René de Ajou y Juana de Laval, el maestro confitero ofrecio a la reina este dulce, y que enseguida se desmayo de felicidad al probarlos.