Un gran azul lleno de plásticos

A. Gordon ECO Comentario: 0 Golpear: 70

El gran azul lleno de plásticos.



Todo invento que suponga un avance para la humanidad tiene su doble cara. A veces, las consecuencias, a largo plazo, resultan ser desastrosas.


Esto es lo que ha ocurrido con el plástico, inventado por Alexander Parkes, en la segunda mitad del Siglo XIX.
Este material flexible, ligero, duro y  barato  resultó ser de enorme utilidad, sobre todo en los sectores  de la alimentación,  transporte y construcción y a partir de los años cincuenta, empezó a formar parte de nuestra vida cotidiana de manera omnipresente.


No hay más que fijarse en los estantes de cualquier supermercado para comprobar hasta qué punto está en todas partes.
La doble cara, es que el plástico no es biodegradable  y que si una vez usado se tira o hay una mala gestión de los residuos, como bien dice Greenpeace, el daño que puede causar al medio ambiente es inmenso.

Décadas después de su invento, por desgracia, el daño ya es un hecho.
La contaminación marina por residuos plásticos ha llegado a ser tan grave que, si no se toman medidas, en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar, según la Fundación Ellen MacArthur, que propone soluciones, como aumentar la tasa de reciclaje, reutilización y refabricación, para así crear miles de puestos de trabajo y generar ahorro.
En su informe "plásticos en los océanos", Greenpeace explica que cada año 8 millones de toneladas de plásticos llegan al mar, el peso equivalente a 800 Torre Eiffel o a 14.285 aviones Airbus A380.


Las consecuencias de este invasión plástica para el equilibro ecológico de mares y océanos y para las especies migratorias en especial, es funesta.


Todos los años, como consecuencia de la contaminación de residuos plásticos, un numero preocupante de animales marinos resultan heridos al quedar atrapados en plástico y otros muchos mueren por estrangulación, asfixia o desnutrición. Lo suelen confundir con comida y lo ingieren, este material les bloquea el sistema digestivo.


Por si fuera poco, los efectos de la luz ultravioleta y el desgaste, van rompiéndolo en trozos, formando minúsculas partículas, denominadas microplásticos, que tardan siglos en desaparecer del ambiente.
El plástico, además, actúa en el agua como una esponja y recoge los residuos tóxicos aceitosos procedentes de la industria y de la agricultura, que  también ensucian mares y océanos. 


Estudios recientes han señalado que estos micropláticos doblemente contaminantes, ya que el plástico es tóxico de por sí, han pasado a formar parte de la alimentación de la fauna marina.
Y como entre este fauna se encuentran muchas especies de peces que comemos, también están formando parte de la nuestra. 
El asunto es de tal envergadura que, según los expertos, los microplásticos están ya presentes en el 100% de las muestras de arena de playas de todo el mundo.


Como apunta Greenpeace, reducir el uso y el impacto que los plásticos tienen sobre los ecosistemas es responsabilidad de todos.
Es urgente concienciarse de la gravedad del asunto y frenar lo antes posible esta contaminación que nos afecta a todos.


A. Gordon


Fuentes:
https://www.ellenmacarthurfoundation.org/es/economia-circular/concepto
https://archivo-es.greenpeace.org/espana/.../plasticos/plasticos_en_los_oceanos_LR.pd...
 http://www.abc-pack.com/enciclopedia/historia-de-los-plasticos/
https://www-tc.pbs.org/strangedays/pdf/StrangeDaysSmartPlasticsGuideSpanish.pdf
http://www.cms.int/es/news/la-contaminaci%C3%B3n-en-los-oc%C3%A9anos-del-mundo-amenaza-la-vida-de-millones-de-animales-marinos

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre